Diario de la Prosperidad, el milagro de la intención

Me encantan los rituales de Inicio de año, son fantásticos, te permiten plasmar como en un lienzo en blanco, tus proyecciones e intenciones de año nuevo, yo empiezo con un Diario de la Prosperidad.

Yo tengo muchos años utilizando varios rituales de “intención”, este termino está detrás de lo que se denomina “creación deliberada”, “conciencia de prosperidad” o “ley de atracción”, pero el que más me gusta y me da mejores resultados es mí “Diario de la Prosperidad”.

¿En que consiste este Diario de la Prosperidad?

Este Diario tiene 4 pasos que te explico a continuación:

  1. INTENCIÓN: Mantente concentrado en tu intención, de que los cambios o mejoras que desees en tu vida tengan un efecto positivo en tu vida.
  2. VISUALIZACIÓN: Visualiza el resultado deseado en tu mente, como si ya lo hubieses obtenido, específica tanto como puedas, utiliza todos tus sentidos, debes palparlo, olerlo, sentirlo, experimentar dicha, satisfacción o alivio.
  3. AFIRMACIÓN: Haz una afirmación verbal, en tiempo presente, que exprese el cambio que deseas en tu vida o circunstancias, la puedes decir en voz alta o mentalmente, como lo prefieras y te sientas más cómoda.
  4. GRATITUD: Para finalizar y como guinda del pastel, agradecer, agradecer y agradecer, como si ya lo hubieses conseguido. Agradece con el corazón, dar gracias por todas las bendiciones recibidas es el mayor acto de abundancia y prosperidad.

¿Cómo empezar mi diario de la prosperidad?

Los pasos del 1 al 3, pueden hacerse en cualquier orden, pero a mí me gusta hacer los pasos 2 y 4 en otro momento.

Por ejemplo, por las mañanas, con la energía que tenemos al comenzar el día, visualizo y agradezco y en la tarde noche otra vez. Solo le dedico unos 5 o 10 minutos cada vez, pero eso depende de cada uno.

Utiliza este diario a tope, escribe tus deseos de forma clara, precisa, detallada, ponle fotos, pegatinas, recorta revistas, pon toda tu creatividad en ello.

Debes saber lo que quieres, cómo lo quieres y para qué lo quieres, haz una lista de 108 deseos, donde debes incluir qué te gustaría ser, hacer o tener.

El número 108 es un número poderoso dentro del Budismo y el Hinduismo.

Piensa en cosas materiales: un nuevo ordenador, reformar tu casa, un coche nuevo, actividades o experiencias: un trabajo mejor, unas vacaciones formidables, lanzarte en paracaídas, ocuparte de tus asuntos: pagar tus estudios, pagar o mantener tus seguros, tener ahorros…

No importa si no encuentras los 108 deseos de una vez, mientras más trabajes tu prosperidad más ideas te vendrán a la cabeza.

Lee tu Diario de la Prosperidad

Cada mañana, qué mejor manera de empezar el día construyendo tus sueños y deseos, poniendo toda tu intención en ello.

Cada vez que se te cumpla un deseo táchalo de tu lista y piensa en algo nuevo para añadir, de manera que siempre tendrás una abundancia de cosas futuras que te hagan mucha ilusión.

Si hay algo escrito que ya no quieras, elimínalo y reemplázalo por otro nuevo deseo.

Para comenzar a hacer tu lista de 108 deseos, piensa en cuales serían las 3 primeras cosas que vienen a tu mente. Empieza a escribirlas y a construir tu Diario de la Prosperidad.

Todo lo que disfrutamos en estos tiempos ha sido pensado con anterioridad, ha sido plasmado en maquetas, pensado una y otra vez.

Porque no hacerlo con nuestros deseos y nuestros sueños, tomemos las riendas de nuestro futuro, pensando y creando en el presente la vida que deseas.

Debes sentirte merecedor de todo lo bueno de la vida.

Estoy trabajando en una creación única de un Diario de Prosperidad, donde se podrá plasmar todas nuestras intenciones y deseos……..ya les contaré.

Con Amor,

Ely

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?